Sobre “el traguito de más” y otras contingencias chilenas.

Han pasado algunas cosas variadas en la vida sociopolítica chilena actual que, en conjunto, me tienen entre indignada y muerta de la risa. Esto último se lo puedo agradecer a los memes, los comentarios, los twitteos y al lagarto murdock.

Hace unos pocos meses, la ex-ministra de salud, Helia Molina, fue destituída de su cargo por afirmar, en pleno proceso de legislación de la despenalización del aborto terapéutico, que en las clínicas cuicas la gente con mayores recursos hace abortar a sus hijas. Hablar de este secreto a voces causó un escozor de aquellos en los culos de la centro-derecha como no tienen idea, quienes, carentes de hipoglós y aprovechándose del poco carácter del gobierno para defender a los suyos, patalearon hasta que la sacaron de su cargo.

Pasado este triste impasse (el gobierno se farreó una excelente y apta profesional para el cargo por no querer ponerle los puntos sobre las ies a la derecha… para variar), hoy viernes el diputado de centro, el DC Lorenzini, se mandó una declaración para el bronce: “Hay miles de mujeres que tienen relaciones porque tomaron un traguito de más. En ese caso, ¿es violación también?”. Demás está decir que su partido, con algo más de materia gris que él, le quitó el piso inmediatamente y lo dejaron solo con sus declaraciones, situación que lo llevó a retractarse de mala gana. Sí, de mala gana, eso es evidente, no necesita mayor análisis (cito: “Hice unos comentarios que la verdad, en mi estilo de hablar siempre con franqueza, fueron una estupidez” Si esto no es disculparse a la fuerza, aprendan a leer o vuelvan al cuarto básico, que sé yo).

Entonces, ¿a que viene esta entrada? Pues que, a pesar que esta sabido y recontra-sabido que la política chilena está compuesta mayor y principalmente por hijitos de su papá con muchas lucas y pocas luces, no dejan de impresionarme con el nivel de estupidez, ignorancia, perfidia y decadencia que son capaces de alcanzar estos individuos, la nula empatía, la desinformación total sobre el tema que se opina y legisla; y en especial, la desvegüenzura con la que se desdicen. Entonces, trataré de ordenar mi opinión y condena hacia este señor y todos aquellos que abierta o secretamente simpatizan con las afirmaciones primeras de este individuo.

Porqué nula empatía. Me pregunto si Lorenzini tendrá esposa, hijas, amigas. O primas, tías, hermanas, sobrinas. O si tendrá madre. Quién sabe, a lo mejor salió de la costilla de su padre y sólo cuenta con la mitad de su material genético, lo cual explicaría el desempeño intelectual demostrado. Porque si las tiene, entonces le importan bien poco: Al simplificar lo que es una violación de la forma en que lo hizo, no sólo pone entredicho la palabra de una mujer para reafirmar la violencia de género habitual en este país de mierda, como contraatacó el Sernam, si no que en cierta forma la avala en circunstancias en las que una mujer no puede defenderse (incluso pudiendo defenderse, en el sentido corporal de la palabra). Es decir, si le violaran a la hija porque salió a carretear a Bellavista o a la casa de alguna amiguita de Plaza Italia para arriba, me imagino que él le dirá “mijita, ¿tomó mucho? porque si es así, entonces usted se lo buscó. Se queda sin el iphone dos meses.” Pero, sarcasmo aparte, si eso ocurriera él sería el primero en denunciar lo acaecido a su bebita y luego en mandarla a abortar, aunque no sé si en ese orden, porque a la clase política y a la ABC1 no les faltan las patas para ser hipócritas.

Porqué desinformación total sobre el tema que se opina y legisla. Aquí yo pondría a este saco de peras en un cuarto de interrogatorio y le preguntaría: ¿Sabe lo que es la anencefalia? ¿Lo que es un embarazo ectópico?. Probablemente se sacaría los pillos diciendo que no es médico… pero sabe, yo tampoco lo soy y, sin embargo, para escribir esta opinión busqué que eran para saber de que estoy hablando, y ahora lo sé. Luego, le preguntaría, ¿qué entiende usted por violencia de género? Aquí, dirá algo políticamente correcto, como “golpear a una mujer” o “no respetar sus derechos.” Pero si le pregunto cuales son estos derechos, no sabrá que responder o se sacará nuevamente los pillos diciendo que no es sociólogo. Bien, yo tampoco soy socióloga y sé perfectamente que es: violencia de género es objetivizar a la mujer, es decir, considerarla como si fuera una cosa, como algo que debe obedecer, que es propiedad de alguien, para usar y desechar, para mirar como quien mira una vitrina, para golpear, etc. (Estoy tratando de explicarlo de la forma más sencilla posible para que la falta de materia gris no afecte el entendimiento de mi explicación.) Entonces, cuando Lorenzini hace este comentario ya citado, da a entender que la mujer está ahí para ser utilizada como objeto sexual, ya sea si está pasada de tragos, apenada o quiso salir a dar una vuelta a las 3 am. y, por lo tanto, si algún hombre desea hacer uso de ella, la mujer en cuestión no tiene derecho a réplica. Siguiendo con el análisis de los dichos de este honorable saco de pelotas, si él considera que las mujeres se exponen a las violacion, que a las mujeres deben enseñarles a evitar “situaciones de riesgo”, es porque para Lorenzini el machismo prima y debe seguir primando: la mujer debe cohibirse en su vida, el hombre no; la mujer debe servir, el hombre mandar. Si un hombre me dice las formas en que me chuparía la vágina, tengo que darle las gracias, o si me manda un agarrón en la micro, ponerle el poto en la mano; porque ellos mandan y las mujeres servimos. La lógica de la violación es la misma: si la mujer no quiere tener sexo con el tipo o no está en condiciones de expresarlo, éste tiene todo el derecho del mundo de meterle el pene a la fuerza. Y esa es la lógica subyacente en las palabras de Lorenzini. Pero les dejo una pregunta para la reflexión (favor encender la neurona): ¿Estar borracha, estar triste, estar paseando en la madrugada, vestirse a gusto propio, etc., es sinónimo de “sí, viólame”?

Porque la desvergüenzura con la que se desdice. ¿De verdad tengo que explicar este punto? Cuando se “disculpó”, dijo que era su forma de hablar con franqueza, poco menos que “se le salió sin querer queriendo”. Si es su forma de hablar con franqueza, (suponiendo que conoce lo que es la franqueza) entonces es porque cree en cada una de las palabras que dijo. Si se desdijo es porque el partido lo dejó sin piso, y fue muy evidente; no porque de verdad creyó haberse expresado mal o algo así. Mejor hubiese dicho que era un “error involuntario” y a todos nos hubiese quedado clarito como el agua con barro.

Otros puntos antes de cerrar. Finalmente, quiero explicar por qué comenté lo de Helia Molina. Primero, porque en términos generales, ambos sufrieron de falta de apoyo, la ex-ministra, por cobardía del gobierno; el diputado, por tino diplomático del partido. Segundo, lo que se viene será distinto (esto no es especulación, es vaticinio), pues mientras la ex-ministra tuvo que dimitir por decir la verdad de una forma políticamente incorrecta, Lorenzini seguirá en su puesto, lavándose las manos, a pesar de no sólo haber demostrado que cuestiona un proyecto de ley que proviene del gobierno al que supuestamente él pertenece, falta absoluta de tacto e ignorancia sobre los temas que debe legislar; sino que además hizo gala de un machismo recalcitrante con el cual, mientras siga habitando en los altos cargos junto con los demás vicios (entiéndase, ambición desmedida de poder, amor por el dinero, ignorancia, hipocresía, mentira, desprecio al pueblo que gobiernan, etc.), jamás podremos darle una solución efectiva y concreta a la desigualdad (y consecuente discriminación) que se sufre en este país tanto a nivel económico como social, de género, étnico, educativo, etc.

Algunos links en los que me apoyé. Porque antes de hablar hay que pensar e informarse. :v

Dichos de Lorenzini.
Disculpas de Lorenzini.
Dichos de Helia Molina.
Aborto: Aborto Terapéutico y Ética Científica.
¿Qué es la violencia de género?
La lucha por erradicar la violencia sexual de las calles, un manifiesto.

Y también me apoyé en el conocimiento sobre estudios de género, violencia de género, dispositivos de poder y otras cosillas que he aprendido trabajando en mi tesis. :3

PD: Van a ser las 5 de la mañana, ya no doy más, disculpen si no recuerdo más temas sobre género y dipositivos de poder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s