el fin de la humanidad

– Es tan triste.
– ¿Qué cosa?
– El fin de la humanidad.
– ¿Quién te lo ha dicho?
– Me lo ha mostrado la muerte.
– …
– A veces viene y se mantiene a mi lado. O a mis espaldas. Viene la muerte y me enseña esas cosas que nadie quiere ver. Me recuerda a los que se fueron… y porqué se fueron.
– Quizás sea la luz de la tarde.
– Un té a la luz del atardecer.
– Sí.
– No.
– …
– No lo es. La humanidad morirá. Y al final nunca se detendrá en las cosas bellas que pudieron mantenerla a flote… y si lo hace, será demasiado tarde.
– ¿Cosas bellas?
– Un perro meneando la cola, una canción… una frase, un leño ardiendo…
– Una pintura.
– Un viaje, una reunión de amigos… o una taza de té al atardecer…

Estado

Solo vengo a decir que todo me chupa un huevo ahora mismo. Quisiera ganar dinero fácil, como la gente estúpida o deshonesta, pero sin la estupidez ni la deshonestidad.

Pero no se puede tenerlo todo en esta vida… la suerte es del que la tiene, no del que la desea… o yo soy una clase de perra desgraciada que nunca deja de desear cosas, que se yo…

Cuando me echen o salga de vacaciones (lo que ocurra primero) vendré a sacarle el polvo al blog, le hace falta un buen polvo, ya tu sae :v

ok, no, ignoren lo último y escuchen the misfits

chao (por ahora)

Vídeo

The words of the prophets are written on the subway walls and tenement halls and whispered in the sounds of silence

Hello darkness, my old friend,
I’ve come to talk with you again,
Because a vision softly creeping,
Left its seeds while I was sleeping,
And the vision that was planted in my brain
Still remains
Within the sound of silence.

In restless dreams I walked alone
Narrow streets of cobblestone,
‘Neath the halo of a street lamp,
I turned my collar to the cold and damp
When my eyes were stabbed by the flash of a neon light
That split the night
And touched the sound of silence.

And in the naked light I saw
Ten thousand people, maybe more.
People talking without speaking,
People hearing without listening,
People writing songs that voices never share
And no one dared
Disturb the sound of silence.

“Fools,” said I, “You do not know.
Silence like a cancer grows.
Hear my words that I might teach you.
Take my arms that I might reach you.”
But my words like silent raindrops fell
And echoed in the wells of silence

And the people bowed and prayed
To the neon god they made.
And the sign flashed out its warning
In the words that it was forming.
And the sign said, “The words of the prophets are written on the subway walls
And tenement halls
And whispered in the sounds of silence.”

THE SOUND OF SILENCE
Simon & Garfunkel
Cover by Disturbed

Del pelambre, brevemente.

He estado pensado en un hecho que es, a lo menos, curioso. Ellos, la gente, tienen la lengua muy afilada y, a pesar que el pelambre es una institución de la cual disfruto y también me cuido dentro de lo posible (el que no ha pelado y no ha sido pelado que lancé el primer pelambre… xD), creo que hay una distancia bastante ENORME entre comentar a hurtadillas las andanzas de fulano y mengano y creer que fulano y mengano son tal y cual cosa sólo en base de las apariencias de sus actos. Y quiero ser bien enfática en la palabra Apariencia pues, si bien nuestros actos pueden definirnos en gran medida, tampoco es que podamos juzgar a una persona sólamente en base a ellos. Las personas somos una red compleja, todos algunas vez han debido hacer algo que no desean por razones poderosas, o nos hemos equivocado y hemos hecho estupideces. Juzgar no es tan simple.

Creo que las personas de juicio fácil son, probablemente, las menos confiables. Son el tipo de persona que no tarda en etiquetarte y tratarte en base de esa etiqueta a pesar que, si alguna vez se toman la molestia de preguntarte o alguien más lo hace en su presencia, se enteran de la razón de porqué ocurrió tal y cual cosa, lo ignoran o lo toman como alguna clase de excusa. La pregunta es además de ¿por qué?, ¿Por qué el hecho va tener más peso argumentativo que a explicación del hecho? Y claro, hay mucha gente que usa excusas para justificar sus tonterías o faltas de tino, pero pongamos un ejemplo: Fulanito comió mucho, pero de pronto le sirvieron un bajativo en específico que le hizo sentir super mal y fue a vomitar al baño. Mengano trata a Fulanito de borracho incurable por esta anécdota, a pesar que Fulanito explicó que el trago le hizo sentirse horrible debido a sus problemas estomacales. Mengano sabe que Fulanito sufre problemas estomacales, sabe que ha visto al doctor por eso y que también debe medicarse de vez en cuando por la misma razón. Sin embargo, Mengano sigue afirmando que Fulanito es un borracho incurable a raíz de tal anécdota. Entonces, visto objetivamente es que, sí, Fulanito no debió beber el bajativo, pero eso no lo hace un borracho incurable, más aún si Mengano sabe la verdadera razón de los vómitos. En consecuencia, tenemos que Mengano es el amigo de mierda. xD

Yo personalmente me esfuerzo en no juzgar a la gente en base a sus andanzas sin conocerla, pues no me parece justo. Las personas siempre tienen razones para hacer lo que hacen, y sólo la gente perversa querría tergiversar una anécdota para etiquetar (la mayoría de las veces, de forma negativa) a otra persona. De hecho, ellos deben tener una razón para ser entes tan cutres. Uno puede comentar infinitamente las aventuras de terceros, pero de ahí a decir que en base sólo de dichas aventuras X personas es tal o cual cosa, pues vaya que hay distancia. Conozco gente que me dan mucho material, pero siempre me guardo de contar las anécdotas más feas precisamente porque sé que la mayoría de esas anécdotas feas guardan motivos que no son tan simples de explicar y que, en general, sólo dejan en claro que todas las personas están al merced de cometer errores. Algunos más catastróficos que otros, claro, pero errores al fin.

VIEJASDETALLE

© Ron Mueck