Desafío Lecto Random 2017: el desafío de Huffington Post

Es la misma cosa de 12 meses leyendo, pero traído por Huffington Post. Lo pillé en feisbuk, pero no es de allí. Y que más da, igual lo hago. No terminarlo es desastre inminente (?) y a diferencia del desafío del año pasado, procuraré poner el enlace en el menú lateral, aunque sea una real paja.

reto-2017PROGRESO D:

Enero: Abrirán las grandes alamedas – Salvador Allende (He leído discursos antes, pero no un libro de discursos)
Febrero: Diez cuentos de bandidos – Enrique Lihn (¿De tu zona? Eso es un ítem muy amplio, así que me limité a mi país)
Marzo: Tía Tula – Miguel de Unamuno (Tula, apodo de Gertrudis… no lo sabía :v )
Abril: Odas Elementales – Pablo Neruda (Sobreviví. XD)
Mayo: Historia personal del “boom” – José Donoso (Me gustó mucho, muy instructivo respecto al boom, además)
Junio: El Gran Gatsby – F. Scott Fizgerald (La narrativa es muy norteamericana y eso es interesante. Y Gatsby me pareció muy querible. xD)
Julio: Ami, el niño de las estrellas – Enrique Barrios (Reelectura. El vendehumo de la literatura infantil… ojalá algún día dejen de escribirle a los niños como si fueran tarados)
Agosto: Carrie – Stephen King (Decepción absoluta. ¿Primera impresión del autor? Sobrevalorado a cagar. Concuerdo con King: “Continué porque no tenía nuevas ideas… En mi opinión estaba escribiendo el peor libro de la historia.”)
Septiembre: El Eternauta – Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano López (Me gustó. Igual pensé que quedaría más impactada ahahaha pero aún quedan la 2da y 3ra parte :3 )
Octubre:
Noviembre:
Diciembre:
Yapas: El Aleph – Jorge Luis Borges, El Principito – Antoine de Saint – Exupéry, Abel Sánchez – Miguel de Unamuno, El Burlador de Sevilla – Tirso de Molina, La dama de pique – Alexander Pushkin, Eugenio Oneguin – Alexander Pushkin

Estado

Solo vengo a decir que todo me chupa un huevo ahora mismo. Quisiera ganar dinero fácil, como la gente estúpida o deshonesta, pero sin la estupidez ni la deshonestidad.

Pero no se puede tenerlo todo en esta vida… la suerte es del que la tiene, no del que la desea… o yo soy una clase de perra desgraciada que nunca deja de desear cosas, que se yo…

Cuando me echen o salga de vacaciones (lo que ocurra primero) vendré a sacarle el polvo al blog, le hace falta un buen polvo, ya tu sae :v

ok, no, ignoren lo último y escuchen the misfits

chao (por ahora)

Estado

Besitos en los mofletes ahahahaha

Mirando mi blog y releyendo algunas entradas antiguas, además de reírme de mis propias tonterías, noté que muchas de mis entradas tenían “me gusta” por otros bloggers, varios que reconocí porque sé que me siguen y porque yo los sigo y así nos seguimos en la infinita ruleta del seguimiento (?). Entonces, en medio de esta madrugada surgió en mí una interrogante de angustia sardónica…

En la buena onda, ¿porqué? xD

Igual se agradece que mis lectores imaginarios no sean tan imaginarios, siempre es bienvenido un “me gusta” en alguna de mis weas. <3 Aunque reconozco que, cuando el analitics acusa más de cinco visitas en un día, me siento espiada… pero en el buen sentido. (si es que eso existe)

Besitos en los mofletes a todos mis lectores imaginarios ~~

(?)

Del pelambre, brevemente.

He estado pensado en un hecho que es, a lo menos, curioso. Ellos, la gente, tienen la lengua muy afilada y, a pesar que el pelambre es una institución de la cual disfruto y también me cuido dentro de lo posible (el que no ha pelado y no ha sido pelado que lancé el primer pelambre… xD), creo que hay una distancia bastante ENORME entre comentar a hurtadillas las andanzas de fulano y mengano y creer que fulano y mengano son tal y cual cosa sólo en base de las apariencias de sus actos. Y quiero ser bien enfática en la palabra Apariencia pues, si bien nuestros actos pueden definirnos en gran medida, tampoco es que podamos juzgar a una persona sólamente en base a ellos. Las personas somos una red compleja, todos algunas vez han debido hacer algo que no desean por razones poderosas, o nos hemos equivocado y hemos hecho estupideces. Juzgar no es tan simple.

Creo que las personas de juicio fácil son, probablemente, las menos confiables. Son el tipo de persona que no tarda en etiquetarte y tratarte en base de esa etiqueta a pesar que, si alguna vez se toman la molestia de preguntarte o alguien más lo hace en su presencia, se enteran de la razón de porqué ocurrió tal y cual cosa, lo ignoran o lo toman como alguna clase de excusa. La pregunta es además de ¿por qué?, ¿Por qué el hecho va tener más peso argumentativo que a explicación del hecho? Y claro, hay mucha gente que usa excusas para justificar sus tonterías o faltas de tino, pero pongamos un ejemplo: Fulanito comió mucho, pero de pronto le sirvieron un bajativo en específico que le hizo sentir super mal y fue a vomitar al baño. Mengano trata a Fulanito de borracho incurable por esta anécdota, a pesar que Fulanito explicó que el trago le hizo sentirse horrible debido a sus problemas estomacales. Mengano sabe que Fulanito sufre problemas estomacales, sabe que ha visto al doctor por eso y que también debe medicarse de vez en cuando por la misma razón. Sin embargo, Mengano sigue afirmando que Fulanito es un borracho incurable a raíz de tal anécdota. Entonces, visto objetivamente es que, sí, Fulanito no debió beber el bajativo, pero eso no lo hace un borracho incurable, más aún si Mengano sabe la verdadera razón de los vómitos. En consecuencia, tenemos que Mengano es el amigo de mierda. xD

Yo personalmente me esfuerzo en no juzgar a la gente en base a sus andanzas sin conocerla, pues no me parece justo. Las personas siempre tienen razones para hacer lo que hacen, y sólo la gente perversa querría tergiversar una anécdota para etiquetar (la mayoría de las veces, de forma negativa) a otra persona. De hecho, ellos deben tener una razón para ser entes tan cutres. Uno puede comentar infinitamente las aventuras de terceros, pero de ahí a decir que en base sólo de dichas aventuras X personas es tal o cual cosa, pues vaya que hay distancia. Conozco gente que me dan mucho material, pero siempre me guardo de contar las anécdotas más feas precisamente porque sé que la mayoría de esas anécdotas feas guardan motivos que no son tan simples de explicar y que, en general, sólo dejan en claro que todas las personas están al merced de cometer errores. Algunos más catastróficos que otros, claro, pero errores al fin.

VIEJASDETALLE

© Ron Mueck

 

El único desafío lector del 2016 (y me dejo de joder con el temita)

Extraído desde Palabras que vuelan, este desafío se llama Reading Bingo Challenger. Como es algo viejito, el link original de Penguin House ya no existe, sin embargo, en un esfuerzo de producción traigo el desafío para hacer algo este año que promete ser muy atareado.

¿En qué consiste? Pues en rellenar la cartilla del bingo con lecturas.

¿Cómo jugarlo? Leyendo xD, aunque cabe mencionar que puede jugarse en 2 modalidades: la primera es Modo Normal y el segundo es Modo Young Adult (o Modo pendejas unicornias “únicas y diferentes”, como prefiero llamarlo).

¿Cuál es el objetivo? Llenar la cartilla y leer, obviamente. Ahora, cómo rellenas la plantilla definirá la dificultad:
– Principiante – 5 libros: leer una línea (ya sea vertical, horizontal o diagonal)
– Avanzado – 16 libros: leer las cuatro líneas exteriores
– Experto – 24 libros: leer todo el cartón

¿Cómo lo voy a jugar? En Modo Normal, Dificultad Experto, que si no me aburro.

¿Algo que agregar? Sí. Aunque no se menciona nada en el blog donde lo saqué (ya que el post original no existe) agregaré como reglamento no repetir libros, pues personalmente creo que la idea de los desafíos de lectura es proporcionar un empujón que nos lleve a leer cosas variadas. Para quedarte con lo de siempre, mejor ni intentes.

Reading-Bingo-small

PROGRESO D:

Y para seguir la costumbre, a este desafío hay que ponerle un tema. Ahí va.