Vídeo

The words of the prophets are written on the subway walls and tenement halls and whispered in the sounds of silence

Hello darkness, my old friend,
I’ve come to talk with you again,
Because a vision softly creeping,
Left its seeds while I was sleeping,
And the vision that was planted in my brain
Still remains
Within the sound of silence.

In restless dreams I walked alone
Narrow streets of cobblestone,
‘Neath the halo of a street lamp,
I turned my collar to the cold and damp
When my eyes were stabbed by the flash of a neon light
That split the night
And touched the sound of silence.

And in the naked light I saw
Ten thousand people, maybe more.
People talking without speaking,
People hearing without listening,
People writing songs that voices never share
And no one dared
Disturb the sound of silence.

“Fools,” said I, “You do not know.
Silence like a cancer grows.
Hear my words that I might teach you.
Take my arms that I might reach you.”
But my words like silent raindrops fell
And echoed in the wells of silence

And the people bowed and prayed
To the neon god they made.
And the sign flashed out its warning
In the words that it was forming.
And the sign said, “The words of the prophets are written on the subway walls
And tenement halls
And whispered in the sounds of silence.”

THE SOUND OF SILENCE
Simon & Garfunkel
Cover by Disturbed

Anuncios
Vídeo

una ventana a ninguna parte

Una noche más en la ciudad,
de fondo queda el ruido de algún bar
grumete a la deriva en un tapón de soledad,
que quema el aire y más.

Surcando las calles sin rumbo fijo
entraste en mal lugar
cargado el ambiente, miradas oscuras,
no puedes respirar,
solo dos ojos desde la barra te invitan a sonar
sientes en tu rostro algo parecido a la brisa del mar.

Y ves venir un cuerpo de mujer hacia ti
Y empieza a brillar la luz de tu corazon
mientras unos labios se apoderan lentamente de ti
y una ventana a ninguna parte
se ha comenzado a abrir.

Y ves venir un cuerpo de mujer hacia ti
Y empieza a brillar la luz de tu corazon
mientras unos labios se apoderan lentamente de ti
y una ventana a ninguna parte
se ha comenzado a abrir

Mägo de Oz (con la voz de JuanMa)
Canción de cuna para un bohemio (rebautizada como “Mago de Oz”)
De la época de cuando plagiaban sin que nadie se enterara xD

Vídeo

Te odio tanto que yo mismo me espanto de mi forma de odiar

Bravo
Enrique Bunbury, Ignacio González Vegas

Bravo, permiteme aplaudir
por tu forma de herir mis sentimientos

Bravo, te vuelvo a repetir
por tus falsos e infames juramentos

Todo aquello que te di
en nuestra intimidad
tan bello

Quien me iba a decir
que lo habrias de volcar en sufrimiento

Te odio tanto
que yo mismo me espanto de mi forma de odiar

Deseo que despues de que mueras
no haya para ti un lugar
el infierno es un cielo comparado con tu alma

Y que dios me perdone
por desear que ni muerta tengas calma

Te odio tanto
que yo mismo me espanto de mi forma de odiar

Deseo que despues de que mueras
no haya para ti un lugar
el infierno es un cielo comparado con tu alma

Y que dios me perdone
por desear que ni muerta tengas calma

Bravo permiteme aplaudir
por tu forma de herir mis sentimientos

Vídeo

En espera de que vuelvas y tal vez vuelvas por mí

Abrázame y muérdeme
Llévate contigo mis heridas

Aviéntame y déjame
Mientras yo contemplo tu partida

En espera de que vuelvas y, tal vez, vuelvas por mí

Y ya te vas, qué me dirás, dirás
qué poco sabes tú decir

Despídete, ya no estarás
Al menos ten conmigo esa bondad

Te extrañaré, no mentiré
Me duele que no estés y tú te vas

Amárrame y muérdeme
Llévate contigo mis heridas

Murmúrame y ládrame
Grita hasta que ya no escuche nada

Sólo ve cómo me quedo aquí esperando a que no estés

En espera de que vuelvas y, tal vez, vuelvas por mí
En espera de que vuelvas y, tal vez, vuelvas por mí

AVIÉNTAME
Café Tacvba

Vídeo

Senseless

He dejado mi ciudad, mi barrio, mi hogar 
de tantos años atrás, 
ahora soy un vagabundo en el camino. 
Ya ni tu amor me guiará en la oscuridad de mi soledad 
cuando en el horizonte me haya perdido. 
 
 Yo creía que era libre y sólo era un prisionero más 
encerrado en las fronteras de mis deseos. 
Mientras suena esta guitarra, sé que el alba me despertará. 
Mientras haya un tren que pare, habrá un destino. 
 
Y un día ví venir al diablo dándome treinta monedas de plata 
y ví muy claro que yo era un vulgar traidor jugando a ganador, 
con el peor estilo de un mal perdedor. 
 
Muchas veces te recuerdo y tu ternura arranca lágrimas. 
Cuando sopla fuerte el viento eres mi fuego. 
 
Y un día ví venir al diablo dándome treinta monedas de plata 
y ví muy claro que yo era un vulgar traidor jugando a ganador, 
con el peor estilo de un mal perdedor. 
 
Muchas veces te recuerdo y tu ternura arranca lágrimas. 
Cuando sopla fuerte el viento eres mi fuego. 
 
Nunca me faltó un amigo ni tu amor dispuesto a perdonar 
y yo con todo he jugado sin sentido. 
Sin sentido.
 

SIN SENTIDO 
(G. Sopeña, M. Aznar)

.

Vídeo

solamente bebe justicia poética

.
El Aragonés Errante (2004)
Bunbury, Enrique
Un terremoto emocional
endemoniado, un jaguar que les observa
desde la espesura de la selva.
Una cinta de seda alrededor
de una bomba de relojería a punto de estallar.
Una maniobra de nunca atracar,
un perfume de aromas orientales,
un desayuno con tamales,
un accidente previsto en los planes,
del artista equilibrista, del aragonés errante
…a punto de traspiés.
Una lágrima como una perla,
que vuelve al mar, sea como sea.
Suplicando por algún tipo de relación digna de llamarse humana,
que lleve la pena y la quebrada en el bolsillo del corazón.
Una de esas malas compañías,
factoría de melancolía,
que no vienen a ver si pueden, sino porque pueden vienen,
un indígena alienígena, que solamente bebe
justicia poética.
Una contienda contenida y loca,
un beso en la boca de la botella
de Flor de Caña -Gran Reserva-,
sobre una mesa repleta
de vasos vacíos y limones exprimidos.
Una sed de ilusiones infinita,
donde nacen y mueren las acciones que brillan,
en el tiempo que contempla
un mundo hecho a medida,
no sólo del que siembra, sino del que es semilla.
.
Vídeo

la necedad de vivir sin tener precio

Para no hacer de mi ícono pedazos,
para salvarme entre únicos e impares,
para cederme un lugar en su Parnaso,
para darme un rinconcito en sus altares.
me vienen a convidar a arrepentirme,
me vienen a convidar a que no pierda,
mi vienen a convidar a indefinirme,
me vienen a convidar a tanta mierda.

Yo no sé lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví.

Yo quiero seguir jugando a lo perdido,
yo quiero ser a la zurda más que diestro,
yo quiero hacer un congreso del unido,
yo quiero rezar a fondo un hijonuestro.
Dirán que pasó de moda la locura,
dirán que la gente es mala y no merece,
más yo seguiré soñando travesuras
(acaso multiplicar panes y peces).

Yo no sé lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví.

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas
cuando la Revolución se venga abajo,
que machacarán mis manos y mi boca,
que me arrancarán los ojos y el badajo.
Será que la necedad parió conmigo,
la necedad de lo que hoy resulta necio:
la necedad de asumir al enemigo,
la necedad de vivir sin tener precio.

Yo no sé lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
Allá Dios, que será divino.
Yo me muero como viví.

EL NECIO – SILVIO RODRÍGUEZ