mesh

Como comenté hace mucho tiempo en esta entrada, iba a limpiar mi blog. Hoy me he dado cuenta que me queda borrar el último post para que dicha limpieza esté completa. Mejoraría las existentes, pero ¿para qué? No están bien como están, pero tampoco creo que valga la pena arreglarlas. Un alivio y una tristeza: desgano vital.

Anuncios

Desafío Lecto Random 2017: el desafío de Huffington Post

Es la misma cosa de 12 meses leyendo, pero traído por Huffington Post. Lo pillé en feisbuk, pero no es de allí. Y que más da, igual lo hago. No terminarlo es desastre inminente (?) y a diferencia del desafío del año pasado, procuraré poner el enlace en el menú lateral, aunque sea una real paja.

reto-2017PROGRESO D:

Enero: Abrirán las grandes alamedas – Salvador Allende (He leído discursos antes, pero no un libro de discursos)
Febrero: Diez cuentos de bandidos – Enrique Lihn (¿De tu zona? Eso es un ítem muy amplio, así que me limité a mi país)
Marzo: Tía Tula – Miguel de Unamuno (Tula, apodo de Gertrudis… no lo sabía :v )
Abril: Odas Elementales – Pablo Neruda (Sobreviví. XD)
Mayo: Historia personal del “boom” – José Donoso (Me gustó mucho, muy instructivo respecto al boom, además)
Junio: El Gran Gatsby – F. Scott Fizgerald (La narrativa es muy norteamericana y eso es interesante. Y Gatsby me pareció muy querible. xD)
Julio: Ami, el niño de las estrellas – Enrique Barrios (Reelectura. El vendehumo de la literatura infantil… ojalá algún día dejen de escribirle a los niños como si fueran tarados)
Agosto: Carrie – Stephen King (Decepción absoluta. ¿Primera impresión del autor? Sobrevalorado a cagar. Concuerdo con King: “Continué porque no tenía nuevas ideas… En mi opinión estaba escribiendo el peor libro de la historia.”)
Septiembre: El Eternauta – Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano López (Me gustó. Igual pensé que quedaría más impactada ahahaha pero aún quedan la 2da y 3ra parte :3 )
Octubre: Facundo – Domingo Faustino Sarmiento (Escrito en 1845… yo nací en 1988 xD)
Noviembre:
Diciembre:
Yapas: El Aleph – Jorge Luis Borges, El Principito – Antoine de Saint – Exupéry, Abel Sánchez – Miguel de Unamuno, El Burlador de Sevilla – Tirso de Molina, La dama de pique – Alexander Pushkin, Eugenio Oneguin – Alexander Pushkin, El grado cero de la escritura – Roland Barthes, Dos veces Junio – Martin Kohan, El trabajo – Aníbal Jarkowski, El reparto de lo sensible – Jaques Ranciére, Madame Crisantemo – Pierre Loti, Recuerdo de Provincia – Domingo Faustino Sarmiento

Balance Desafío Lector 2016: Reading Bingo Challeger

Considerando que en los bingos nunca gano nada, debí suponer que no terminaría el Desafío. Pero, bromas aparte, no es un desafío difícil. Lo hice como única opción para seguir la dinámica, sin embargo este año tuve que trabajar y estudiar, cosa que se comió mi tiempo y energías en mayores cantidades de lo acostumbrado.

Pues bien. Intenté con todas mis fuerzas terminarlo, pero aunque leí más libros de los que salen en el Bingo (pues, de hecho, me leí la saga completa de las Narnias, pero no puse todos los Narnia), debo reconocer que faltaron papas para el kilo. De hecho, aún no termino de leer Todo Sherlock Holmes, y me queda 1 cuento para terminar El Aleph (pero lo puse igual porque uno no es ninguno muajajaj)

Pero al grano, este fue mi bingo:

reading-bingo-small-completePROGRESO D:

Tengo 2 verticales, 1 horizontal y nada diagonal. Es muy triste porque mi meta era totalmente lograble (leer toda la cartilla), sin embargo he sido trolleada por mi propia vida. No hay justificación para semejante auto-humillación, pero que más da. Los libros a medio terminar pasarán a engrosar el desafío 2017, así que quizás no sea tan malo.

Estado

Solo vengo a decir que todo me chupa un huevo ahora mismo. Quisiera ganar dinero fácil, como la gente estúpida o deshonesta, pero sin la estupidez ni la deshonestidad.

Pero no se puede tenerlo todo en esta vida… la suerte es del que la tiene, no del que la desea… o yo soy una clase de perra desgraciada que nunca deja de desear cosas, que se yo…

Cuando me echen o salga de vacaciones (lo que ocurra primero) vendré a sacarle el polvo al blog, le hace falta un buen polvo, ya tu sae :v

ok, no, ignoren lo último y escuchen the misfits

chao (por ahora)

El único desafío lector del 2016 (y me dejo de joder con el temita)

Extraído desde Palabras que vuelan, este desafío se llama Reading Bingo Challenger. Como es algo viejito, el link original de Penguin House ya no existe, sin embargo, en un esfuerzo de producción traigo el desafío para hacer algo este año que promete ser muy atareado.

¿En qué consiste? Pues en rellenar la cartilla del bingo con lecturas.

¿Cómo jugarlo? Leyendo xD, aunque cabe mencionar que puede jugarse en 2 modalidades: la primera es Modo Normal y el segundo es Modo Young Adult (o Modo pendejas unicornias “únicas y diferentes”, como prefiero llamarlo).

¿Cuál es el objetivo? Llenar la cartilla y leer, obviamente. Ahora, cómo rellenas la plantilla definirá la dificultad:
– Principiante – 5 libros: leer una línea (ya sea vertical, horizontal o diagonal)
– Avanzado – 16 libros: leer las cuatro líneas exteriores
– Experto – 24 libros: leer todo el cartón

¿Cómo lo voy a jugar? En Modo Normal, Dificultad Experto, que si no me aburro.

¿Algo que agregar? Sí. Aunque no se menciona nada en el blog donde lo saqué (ya que el post original no existe) agregaré como reglamento no repetir libros, pues personalmente creo que la idea de los desafíos de lectura es proporcionar un empujón que nos lleve a leer cosas variadas. Para quedarte con lo de siempre, mejor ni intentes.

Reading-Bingo-small

PROGRESO D:

Y para seguir la costumbre, a este desafío hay que ponerle un tema. Ahí va.

Balance de Desafíos Lectores: Desafío 7 y 8 – Los desafíos engañosos

Son muchas lecturas para un año, pero no tantas como para sentirme agobiada; al menos para mí. Cada libro lo he disfrutado y saboreado a mi gusto, aunque quizás no le he dado mucho tiempo para asentarse adecuadamente cada uno, pero ello les abre la posibilidad de una segunda lectura. Es interesante el tema de la segunda lectura pues, cuando nos enfretamos al libro por primera vez, estamos ante el encuentro de nuestras expectativas vs. lo ofrecido por el autor, mientras que en la segunda lectura uno puede percatarse de cosas, situaciones, detalles, segundos sentidos que en la primera vez pudieron haberse pasado por alto precisamente por el constante choque entre lo que uno espera y lo que encuentra.

Siguiendo un poco con lo hecho en los entradas anteriores, quisiera evaluar a los desafíos en sí mismos como puntos de partida para buscar lecturas en el año. En esta entrada en particular, analizo los dos que faltaban para dejar de dar la lata con el asunto xD. Para evaluarlos, he considerado usar una clasificación según la dificultad, al igual que en los videojuegos, pues de eso -se supone- que se trata esto: cuán difícil resulta encontrar el libro y, según sea el caso de cada lector, terminar de leerlo, leerlo a tiempo, enteder lo que leíste, etc. Entonces, la clasificación usada será:

  • Modo Principiante: Hasta un bebé puede hacerlo sin esfuerzo.
  • Modo Fácil: Te hace mover un poco, pero tampoco se siente desafiante.
  • Modo Normal: Dificultad media, presenta un grado de desafío aceptable, pero en ningún caso te hará preocupar.
  • Modo Difícil: Necesita de tu atención y concentración, ya sea en la búsqueda de los libros necesarios para cumplir la meta, o por las lecturas en sí misma. A ratos podría quitarte el sueño.
  • Modo Pesadilla: Casi como volver a la U, pero sin certámenes. Muchos libros por buscar y muchos por leer. Probablemente el tiempo apremia, te mantiene pendiente de lo que sigue en la lista.

Desafío 7: Lee el nombre de tu blog

PROGRESO FINAL
P: Prometeo encadenado – Esquilo
U: Una llave y un camino – Magdalena Petit
T: Teseo – André Gide
E: El enfermo imaginario – Molière
A: Africanus, el hijo del cónsul – Santiago Posteguillo
R: Romancero Gitano – Federico García Lorca

E: En el camino – Jack Kerouac
S: SubSole – Baldomero Lillo

G: Gobolino, el gato de bruja – Ursula Moray Williams
R: Roverandom – J.R.R. Tolkien
A: Antología – Vicente Huidobro (editor Hugo Montes)
T: Tratado de la Elegancia – Honoré de Balzac
I: Intenciones – Oscar Wilde
S: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? – Philip K. Dick


Lo que más me gustó de este desafío es el nombre de mi blog. xD Suena estúpido decirlo, pero es verdad. Si mi blog hubiese tenido un nombre rosita y kawaii, quizás me hubiese dado paja hacerlo, pero, por favor, es PUTEAR ES GRATIS… Me dio risa de solo pensarlo, que mente la mía. xD

Desafío en modo  Normal, fíjate en la letra y ya, ¡zas! se acabó, a menos que tu blog tenga letras poco habituales en los títulos. Igual no encontré todas las letras de manera rápida, pues por algún extraño motivo las letras que componen el nombre de mi blog no eran comunes en los títulos de mis libros (anda a saber porqué), siendo la más difícil la I, letra que no creí que me daría tantos problemas hasta que me di cuenta que no tenía ningún libro en mi biblioteca física que empezase con la susodicha. Tuve que buscar en digital y aún así tampoco fue tan fácil como creí, a decir verdad realmente no me esperaba tener que rebuscar para completar este desafío. Sería interesante repetirlo, en especial si no repito las lecturas y así volver a sufrir por alguna otra letra además de la I.

Y el tema del desafío:


Desafío 8: 14.000 páginas

PROGRESO FINAL
8898 pp./14.000 pp.


Cuando vi este desafío, lo mire a huevo. Pensé ¿sólo 14.000 páginas? No creo que sea tan difícil. Incluso pensé en subir la cantidad, pero no quise arriesgarme. Ahora me doy cuenta que hice bien. Leer 14.000 páginas no es tan sencillo como imaginé, en parte porque escogí muchos libros de pocas páginas. En ese sentido, fue un reto engañoso para mí, la prueba es que ni siquiera alcance a llegar a las 10.000 páginas.

Aunque, claro, si te lees libros de 600 páginas en donde 500 son palabrería vana y de digestión rápidas, pues este reto es pan comido. Personalmente evadí los libros largos porque habría tenido que disminuir la cantidad en pos de la calidad, y eso hubiese significado retrasarme más en los demás desafíos. Es decir, un asunto práctico. Bajo estas circunstancias, este desafío lo califico como en Modo Difícil, a menos que te vacíes el cerebro leyendo sagas juveniles, en ese caso es modo Normal. En verdad me hubiese gustado terminarlo, así que quizás lo haga de nuevo pero, como en la Teletón, pondría mi meta como mínimo en el record actual y luego intentar superarlo hasta llegar a las 14.000. Así se volvería aún más interesante el desafío, creo yo.

Y para cerrar este balance de los desafíos lectores 2015, el tema de las 14.000 páginas.